Las autonomías recuperan el gas en el bienestar social tras los recortes de la crisis financiera | Economía nacional e internacional.

Los problemas sociales que acompañan a las administraciones públicas en medio de la crisis financiera de 2008 ya son cosa del pasado. Las comunidades autónomas han recuperado desde hace dos años el nivel de gas asociado a las actuaciones y servicios del estado del bienestar, en esencia relativos a la sanidad, la educación y la protección social. Entre 2011 y 2022, el consumo real en todos estos partidos aumentó un 7,6% de los medios en términos reales, recuperando «con crecimiento» los registros «iniciados en el primer lustro de la década», según ha señalado la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) en una publicación informal este martes.

En el documento titulado Gasto en Salud, Educación y Protección Social en las CC AA (2015-2022)El centro de estudios recuerda que la administración autonómica ha realizado los ajustes que ha realizado en su balance presupuestario entre los ejercicios 2015 y 2023. Sin embargo, esto no ha impedido que el gas público relativo a todos estos servicios tenga un éxito particular. En consecuencia, en 2022 se recuperarán con Holgura los récords iniciados con la Gran Recesión, tanto en el país como en la mayor parte de sus regiones. Sí, dice Fedea, todo ha sido imposible desde la administración central y los recursos extraordinarios aportados durante la pandemia y la consiguiente crisis económica.

Entre la fotografía general, sin embargo, es necesario dar paso a los temáticos, ya que no todos los territorios fueron cubiertos de la misma manera en el período analizado. Por un lado, se observan incrementos en Baleares (un avance del gas social del 23,7% entre 2011 y 2022), Canarias (19,3%) y País Vasco (15,7%). Además, se registraron Castilla y León (-0,4%) y Extremadura (-0,5%), pero sobre todo Asturias y Castilla-La Mancha, con variaciones negativas del 4,5% y el 10%, respectivamente. El centro de estudios recuerda, sin embargo, que el Canal fue la comunidad que más ajustes tuvo entre 2011 y 2014 —reduciéndolo cerca del 25% en términos reales—, porque el ritmo de corrección es más lento.

También hay diferencias notables, de más de 30 puntos, al analizar el nivel de gas ajustado. Se dice que la cantidad de dinero público que recibe cada ciudad para beneficiarse de los mismos servicios varía en cada territorio debido a decisiones políticas, y también depende del nivel de recursos disponibles. En un índice en el que la base media es 100, País Vasco y Navarra llegan a 125 y 124 puntos respectivamente, mientras que en la Cola están Galicia (92 puntos), Baleares (93) y Madrid, Canarias y Andalucía ( los tres con 94 puntos).

El aumento del gasto asociado al estado de bienestar a lo largo de este período se sustenta, entre otras cosas, en la mejor remuneración de los trabajadores públicos y en nuevas negociaciones. Se dice que todos los aumentos de la deuda pública destinados a cubrir estos servicios se lograron principalmente a través de las divisiones de remuneración salarial, consumos intermedios y transferencias sociales en particular, a los que los medios de comunicación contribuyeron a su aumento en un 47%. 22% y 17%, respectivamente. En el sector de la salud, los aumentos salariales también explicaron el 47% del aumento del consumo, pero en el sector de la educación se redujo hasta un 71%. En protección social, sin embargo, solo aportaste el 11%.

Los menores sufridos, en la educación.

Como es lógico, en los últimos años todas las comunidades han aumentado su nivel social para corregir los atropellos provocados por la respuesta política que se produjo ante la crisis financiera. En términos reales del nivel general, Canarias lo sufrió con un 31,2%, seguida de Navarra (25,5%) y la Comunidad Valenciana (21,3%). Las más cosechadas fueron Cantabria, Asturias y Extremadura, que oscilaron entre el 6,3% y el 1,8%. En promedio, la tasa de cambio total alcanzó el 14,8% entre 2015 y 2022.

De todos los apartados analizados, el sector educativo es el que ha perdido empleo registrado, con un avance medio de sólo el 12,6% en todo el periodo. En este apartado destacaron a ambos lados de la tabla: Navarra (26,2%) y Castilla y León (4,4%). En sanidad, la reputación media fue del 21,2%, con Cantabria a la cola (4,9%) y Canarias en cabeza (29,5%). En protección social, Baleares se quedó atrás (92,1%) y Asturias salió perdiendo (-0,4%), abandonando la media autonómica en un 32,5%.

Sigue toda la información de Cinco Días es Facebook, XLinkedIno en nuestro boletín Agenda de cinco días

Boletines

Regístrese para recibir información empresarial exclusiva y las noticias financieras más relevantes para usted

¡Alfiler!

Para seguir este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *