John Read, psicólogo: “Estamos tratando a los pobres” | Sociedad

John Read, psicólogo: “Estamos tratando a los pobres” |  Sociedad
John Read, psicólogo: “Estamos tratando a los pobres” |  Sociedad

John Read (Trowbridge, Reino Unido, 72 años) es un ejército rebelde de Excel. Un profesor de psicología de la Universidad de East London encargado de demostrar con datos las causas de los problemas más graves dentro de la salud mental. “El diagnóstico simplifica la realidad humana. A veces ayuda, pero como categorías explican muy poco en el camino a recorrer hasta llegar a ese malestar”, explica en Madrid, tras intervenir en un simposio de la Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN) ante un centenar de profesionales. Tengo varios libros, publicados en el castillo, Modelos de localizaciónLa sensación de locura, ambos en Herder – y más de 150 investigaciones que vinculan la psicosis con el abuso infantil o la pobreza. Estudios pioneros que han pasado a formar parte del prestigioso índice de la Universidad de Stanford, que reúne al 2% de los científicos más citados del mundo.

Pedido. ¿Puedes definir locura?

Respuesta. Sólo en forma parcial. Locura es esa experiencia humana que una sociedad entiende como diferente y etiqueta para diferenciarse de ella. Este proceso ha cambiado mucho a lo largo de la historia y dependiendo de la cultura.

PAG. ¿El enfoque de salud mental debería involucrar a toda la sociedad?

r. Es bueno poder hablar cada vez más de ello, pero no lo hacemos con el lenguaje de la enfermedad y el trauma. Lo que llamamos problemas de salud mental son simplemente reacciones comprensibles a acontecimientos de la vida.

PAG. Además, el foco suele surgir sólo en la ansiedad y la depresión.

r. La psicosis implica una cierta pérdida de contacto con la realidad y esto puede provocar malestar. Muchas personas que la padecen también se sienten deprimidas o ansiosas. Les digo a mis antiguos alumnos que lo abandonarán. El DSM-5 (manual de diagnóstico modificado por la Asociación Estadoundense de Psiquiatría) y si no se sienten identificados al menos cuatro veces con lo descrito es necesario hacer algo con sus vidas. Hay muchas experiencias humanas patologizadas que resultan ridículas.

r. ¿Sigue persistiendo el estigma?

PAG. Sí, y esto se debe principalmente a explicaciones biomédicas. El usuario dice que hay algo irremediablemente enfermo en su cerebro y que necesitará curarlo por el resto de su existencia. La esencialidad psicológica no se basa en evidencia científica y también aumenta el sentimiento de otredad.

PAG. A lo largo de su carrera investigadora ha obtenido una gran cantidad de resultados cuantitativos. ¿Cuál crees que es el más concluyente de todos?

r. Alrededor del 70% de las personas que han pasado por psiquiatría han sufrido abusos infantiles y más de la mitad nunca han hablado de ello con un profesional. Esto me impactó mucho. Recién ahora estamos empezando a comprender la importancia de preguntar y escuchar. Quiero felicitar a España por nombrar una comisión de salud mental (Belén González, nombrada en enero por la ministra de Sanidad, Mónica García). Es un gran paso adelante porque hay alguien con responsabilidades gubernamentales para identificar las deficiencias del sistema público y las necesidades de sus usuarios.

PAG. El departamento de García fue muy crítico en la elaboración de una guía encaminada a reducir los psicofármacos.

r. En el Reino Unido, más de la mitad de las mujeres mayores de 60 años que viven en zonas pobres consumen drogas psiquiátricas. Tratemos la enfermedad. Entendiendo que en España será parecido, y es un problema gravísimo. Los psicólogos biológicos abordan cualquier crítica a este modelo, a veces con ataques personales, arrogantes y poco científicos. Parece una secta.

PAG. Ha dedicado gran parte de su trabajo a relacionar los problemas de salud mental con la experiencia biográfica. ¿Cuál es el punto en el que se puede establecer una relación causal?

r. En el caso de la psicosis, la evidencia de esta relación es Abruzzo, ya por los abusos infantiles, las violaciones, la pobreza, la violencia doméstica o los traumas de guerra. No suele tener una única causa, sino una acumulación de aquellas que entrenan la mente al límite.

PAG. ¿No ha conseguido incrementar la relación entre los psicólogos y los sistemas públicos?

r. Es absolutamente imprescindible, hay que tener psicoterapia y terapia conversacional. No puede ser que tengamos un sistema de salud mental únicamente médico que provenga de los servicios sociales para quienes son pobres o sufren abusos. La gente les preguntaría qué necesitan, qué quieren decir. Y bien puede ser que un pequeño porcentaje también necesite ayuda química durante un corto período de tiempo para superar una crisis, pero cualquier enfoque basado en evidencia tendrá los medicamentos como último recurso.

PAG. ¿Es posible prevenir las enfermedades mentales?

r. Nunca podremos evitar por completo el malestar, porque la vida está llena de momentos difíciles. Nuestros tan esperados mueren, nuestras relaciones desaparecieron hace mucho tiempo. Lo que podemos hacer es prevenir experiencias adversas como la pobreza o el abuso infantil. Te presentamos la beca anual dedicada al estudio de los factores genéticos de las enfermedades mentales y la utilizamos para reducir el deseo, generando ambientes seguros durante los primeros años de vida. Estamos comiendo dinero malo.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *