Jinete de la Reina, polemista y alérgico a los impuestos: retrato del alquimista que quiere devolver su esplendor al Manchester United | Negociaciones

Una llamada cambió su fortuna y su millonario. Jim Ratcliffe (Failsworth, Reino Unido, 71 años) estaba sentado sobre una roca en la primavera de 2005, rodeado de ciervos, en la zona montañosa de Glen Nevis, mientras su teléfono móvil hacía sonar. El director financiero de BP quiere hacer una propuesta. Si Ineos ganaba 9.000 millones de dólares dentro de la mesa, el negocio petrolero del gigante energético recaía sobre mí. Acepto inmediatamente. El crédito se triplicó por el tamaño de la empresa que Ratcliffe fundó en 1998 junto con otros dos socios, Andy Currie y John Reece. “Era todo un surrealista. A la dirección de BP no les digan que hay que bajar la moto y que estaba cubierta de barro y mierda”, dice el directivo en sus memorias tituladas Los alquimistas (Los alquimistas).

Polémico, negociador implacable, alérgico a los impuestos, jinete (Hidalgo) de la reina Isabel II y ferviente defensor del Brexit, Ratcliffe se encargó de hacerse un regalo de Navidad multimedia. Con la esperanza de buenas noches, y en los próximos meses, hizo planes para comprar el 25% del Manchester United, uno de los clubes de fútbol con más seguidores del mundo, a la familia Glazer. Se arriesgó con otro pretendiente, el jeque cátaro Jessim bin Hamad Al Thani, por 1.300 millones de dólares. El respeto le otorgará dos asientos en la junta directiva del club y le permitirá hacerse cargo de las operaciones deportivas. Además, Ratcliffe invertirá otros 300 millones para mejorar el estadio —el mítico Old Trafford—. “Como seguidor de toda la vida del club, estoy muy contento de que hayamos podido acudir a escucharlo”, afirma en un comunicado publicado en la web oficial del equipo. El empresario, que ahora ha hecho gala de su amor por los red devils, rompió un año en un intento por comprar el Chelsea, uno de sus grandes rivales.

Ratcliffe es la segunda persona más rica del Reino Unido -la fuga a larga distancia del rey de las aspiradoras, James Dyson-, con una fortuna valorada en 19.400 millones de euros, según Bloomberg. Sin embargo, sus orígenes son mucho más humillados. Nació en el área metropolitana de Manchester y vivió en una casa municipal durante su infancia. Se especializó en ingeniería petrolera y sus primeros trabajos estuvieron relacionados con la energía y las finanzas. En la década de 1940 un volante se pone en camino, hipoteca su casa y crea su primer negocio. Luego habría aprovechado el lanzamiento del Ineos, que en sus inicios era un auténtico depredador. La empresa tuvo que recurrir a los activos de los gigantes de los hidrocarburos, que, en plena reestructuración, iban subastando. En sus primeros 10 años de vida se produjeron 20 adquisiciones a empresas como BP, BASF o SCI, entre otras. Actualmente, Ineos es un púlpito con múltiples intereses, una facturación (datos de 2022) que apunta a los 65.000 millones de euros (incluidos los ingredientes que le acercan sus intereses en diferentes empresas conjuntas) y 26.000 empleados.

Polémica transpolémica

Ratcliffe tiene dos pasiones. El primero es el deportista —corre maratones, hace rutas en bicicleta de montaña y ha realizado expediciones tanto al Polo Norte como al Polo Sur—. El segundo, metros sobre todas las piezas que allí se colocan. El pasado real decía que la política energética del Reino Unido era un «bajo». Es muy crítico con el gobierno británico por prohibirlo. fracking “ignorando a la comunidad científica” y disuadiendo los retrocesos de las empresas de petróleo y gas en el Mar del Norte con sus impuestos a la extracción.

La relación de Ratcliffe con los tributos también fue superior al polvo. Ineos se trasladó a la sede del Reino Unido en Lausana en 2010 para confirmar la factura fiscal. La empresa se trasladó a suelo británico en 2016, pero muchas de las filiales todavía tienen su sede en Suiza, según Tiempos financieros. Además, el empresario ha decidido trasladar su residencia fiscal a Mónaco en 2019. Justifiqué esta decisión explicando que ella tenía 65 años y, por tanto, había pagado casi toda su vida imputada en el Reino Unido. Hermético para la prensa —sólo se permiten entrevistas—, su estilo de gestión permite pocas concesiones. La marca de la casa es reducir costes a cualquier precio para mejorar la eficiencia. En 2013 se enfrentó a un conflicto laboral en el complejo que Ineos tenía en Grangemouth (Escocia). Amenazó con el cierre de la petrolera y el dejar en la calle a sus 800 trabajadores. Acabó dándole el pulso a uno de los gremios más estridentes del país.

Ratcliffe, que conserva el 60% de las acciones de Ineos, ha aprendido a diversificar la empresa en los últimos años. El peso del flujo de aire en el habitáculo le permite sacar adelante el negocio petrolero, pero el grupo también cuenta con una división de consumo que incluye la marca de ropa Belstaff y su proyecto de automoción con el Grenadier 4×4, una versión moderna del mítico Range Rover, como bandera. . La otra vía de crecimiento de Ineos es el deporte. El grupo conoce desde hace años uno de los mejores equipos ciclistas del mundo, se interesa por el mundo del rugby y la vela, es uno de los aficionados del equipo de Fórmula 1 Mercedes-AMG Petronas y es propietario de clubes de fútbol como Losana. y Niza.

Acostumbrado a haber triunfado en casi todo lo que toca, Ratcliffe se da ahora a la tarea de dedicar el esplendor al Manchester United. El club, en el que jugaron estrellas como Bobby Charlton, George Best, Ryan Giggs o Cristiano Ronaldo, atrajo una larguísima racha de títulos y partidos. De hecho, su última Premier League se retiró en el año 2013. El chico que dejó a Alex Ferguson para retirarse hoy como entrenador no ha tenido cómo ocupar a pesar del gasto acumulado en las tarjetas desde entonces. Esta mala marcha deportiva, un embargo, no se ha trasladado a las cuentas. El Manchester United es el cuarto club del mundo en términos de entradas (688 millones de euros) y su capitalización sigue siendo sólida. Los Glazer compraron el club por 800 millones en 2005 y ahora su valor en Bolsa asciende a 3.379 millones. Ahora es el turno del alquimista: necesitamos convertir las figuras en gargantas.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones es FacebookXo en el nuestro boletín periódico

La agenda de los Cinco Días

Las cotizaciones económicas más importantes del día, con las claves y contexto para entender tus alcanza.

RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *