Grifols se reparte un 9,7% en Bolsa, confirmando una posible exclusión | Compañías

Grifols se reparte un 9,7% en Bolsa, confirmando una posible exclusión |  Compañías
Grifols se reparte un 9,7% en Bolsa, confirmando una posible exclusión |  Compañías
Fotografía de la sede de Grifols en Barcelona.Quique García (EFE)

Grifols ha confirmado este lunes que la familia fundadora, una de las principales fortunas de Cataluña, y el fondo de inversión Brookfield han aceptado el consejo de la compañía para lanzar una oferta que ofrecerá a la empresa catalana de hemoderivados Bolsa, así como avanzó EL PAÍS/ CincoDías es domingo. Brookfield, por su parte, también confirmó estas negociaciones.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidió suspender la cotización tras recibir la noticia, minutos antes de la apertura del mercado esta mañana, y aplazó la suspensión tres horas después. La acción, que pasó más de una hora inhibida por la fuerte demanda cuando el tiempo medio debería haber regresado a escena, finalmente abrió con un aumento del 11% y luego subió hasta el 18%. Al cierre del mercado, las acciones A cerraron la sesión con una caída del 9,7%, frente al 21,43% para las acciones B.

La compañía tiene un valor actual de más de 6.000 millones de dólares en Bolsa (frente a los 5.500 millones de dólares que cerraron las venas), aunque se encuentra lejos de sus niveles de principios de año, antes de que se publicara información sobre el bajo fondo de Gotham City. lo que había acusado a la empresa de manipular sus cuentas y que habría obtenido un valor de cero euros. Aunque la empresa no aceptó las acusaciones y aprobó varios cambios en la dirección del grupo, el valor de sus acciones aumentó más de un 40% en los primeros años. Desde entonces, la multinacional catalana se ha embarcado en una montaña rusa de acusaciones cruzadas contra Gotham.

La familia catalana pretende frenar este contexto de absoluta volatilidad y pérdida de reputación, dado que cada vez que se anuncia un cambio de compañía o un comentario de los bajistas se recupera o modifica el precio. Por ello, los Grifols buscan una solución que salve a la compañía de ataques especulativos y, lo que es más importante, le permita realizar un pedido de su gran tamaño, superior a los 10.000 millones de euros. Una medida que urge, porque la mayoría de esos pagos pendientes son rápidos y casi inmediatos: afrontando unas pérdidas de 2.900 millones este año y más de 3.000 millones en 2027.

El consejo de administración de Grifols se reunió de urgencia este fin de semana para estudiar el planteamiento preliminar planteado por la familia catalana y el fondo canadiense, tal y como se reconoce en un relevante documento remitido al regulador. Brookfield, por su parte, dijo que ha entablado negociaciones exclusivas con las empresas de la familia para evaluar una operación. El objetivo es que el fondo de pantalla tenga ya acceso a los libros para hacer una oferta final en las próximas semanas. Lazard es el único asesor financiero de las dos partes de la transacción. Uría Menéndez y Linklaters son los asesores legales.

La familia Grifols y diversas direcciones vinculadas a la compañía controlan aproximadamente el 30% del capital, que se reparte entre varias sociedades. El siguiente accionista es el fondo Capital, que posee el 4,5%. BlackRock posee un 4,3% más y también está presente en los fondos de acciones Europacific (3,2%) y Rokos Global (1,1%).

La oferta es temporal con ese 30% de apoyo directo a la familia. Esta es una de las mayores posibilidades de que la opa salga adelante, incluso si las partes aún no han respetado el requisito mínimo de aceptación que contendrá la propuesta, en línea con lo previsto en la ley de opas. La saga catalana no prevé ningún concepto inferior al de vender sus títulos en la operación, siempre y cuando la idea se mantenga en el capital. Brookfield fue su socio comercial mientras los capitanes dirigían la empresa, como lo habían hecho durante más de un siglo.

En esos meses vertiginosos, la empresa abrió una nueva era en la gestión. La familia Grifols se aleja de él y sus asesores, Raimon y Víctor Grifols, dejan que sus funciones ejecutivas sean simplemente dominicanas. Y se nombró un nuevo consultor directivo, Nacho Abia, con perfil técnico titulado y procedente de la multinacional japonesa Olympus, que asumió el cargo el pasado 1 de abril. Thomas Glanzman permanece como presidente, a pesar de pasar el año pasado entregando algunos de sus poderes al director ejecutivo.

Otro gran paso de los últimos meses se produjo en unos dos días, a finales de junio, cuando Grifols cerró finalmente la venta del 20% de la compañía china Shanghai RAAS a Haier, por la que recaudó 1.600 millones de euros y puso su parte en el manga recurrente para demostrar que tenía la capacidad de enhebrar entradas de corto alcance. Además, se colocó en el mercado una emisión privada por valor de 1.000 millones de dólares, que fue suscrita principalmente por el fondo Apollo.

La idea de la compañía es, con estos 2.600 millones recaudados por la colocación y venta, afrontar el pago de los dos bonos cotizados que vencen el próximo año y que ascienden a 2.000 millones de euros. Cuenta más con una línea de liquidez con los bancos de otros 900 millones a los que tendrá que renunciar en los próximos meses. Para él, la semana pasada pasó el testigo a un nuevo director financiero, Rahul Srinivasan, para contratar a Alfredo Arroyo, entonces 17 años, en el puesto de gerente. Moody’s ha ido añadiendo más madera a este proceso cada semana, reduciendo la calificación de la compañía debido a los desafíos de generación de efectivo y su alto nivel de compromiso.

Con la opacidad, la familia catalana busca contar con el músculo de un gran fondo como Brookfield para poder apostar por esta nueva era en la gestión, así como contar con capacidad suficiente para obtener rápidamente una nueva estructura de capital. Este fondo canadiense, que en España es propiedad de las empresas de energías renovables X-Elio y Saeta Yield, además de tener intereses en el sector inmobiliario, tiene 250.000 millones de liquidez disponibles para inversiones.

No es la primera vez que los Grifols estudian trasladarse a la capital Risgo. Ya en 2022, cuando la empresa todavía estaba afectada por el Covid-19 y el cierre de los centros de recogida de plasma adelantaba casi por completo su actividad, invirtieron en fondos como KKR o CVC para realizar una ampliación de capital con lo que querían. la empresa y se encariñó con su gente, que finalmente acabó abandonándolo. En este sentido, la empresa creía que el acuerdo con Brookfield aún podría fracasar.

Carlos Cuerpo: “Si Grifols cree que es una buena manera de fortalecerse, bienvenido a Sea”

El ministro de Economía, Carlos Cuerpo, se preguntó este lunes si la familia Grifols y el fondo Brookfield pueden salir a Bolsa, y si la compañía cree que es un «buen camino» para fortalecerse, «bienvenido mar».

“Dentro de la libertad de empresa, la libertad de mercado, si la empresa siente que esta puede ser una buena manera de acelerar para fortalecer su posición y avanzar precisamente en la estabilidad del mercado que necesita, entonces bienvenida”, se informó.

Así que sí, el Cuerpo también dejó constancia de que Grifols sigue pendiente de un análisis de la CNMV y pidió «prudencia» antes de conocer el resultado de esta información, que analiza tanto la situación de la compañía como las acusaciones vertidas por el fondo Gotham City, que destacó posibles irregularidades en sus cuentas.

Sigue toda la información de Cinco días él Facebook, X Y LinkedIno en nuestro boletín Agenda de cinco días

Boletin informativo

Regístrese para recibir información empresarial exclusiva y las noticias financieras más relevantes para usted

¡Haz una nota!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *