“Cuando eres mileurista todo te conviene”: criptomonedas que piden una foto del iris | Tecnología

“Cuando eres mileurista todo te conviene”: criptomonedas que piden una foto del iris |  Tecnología
“Cuando eres mileurista todo te conviene”: criptomonedas que piden una foto del iris |  Tecnología

Un empleado del centro comercial La Vaguada (Madrid) no lo dijo: “Hasta el domingo no había nadie y hoy, mira”. Informe una caída a una persona que esperaba que un Orb, una esfera de metal del tamaño de una pelota de fútbol, ​​fotografiara el iris. Esta foto apareció en la moneda digital Worldcoin, cofinanciada por el creador de ChatGPT, Sam Altman. Desde los últimos partidos, el valor del dinero se ha multiplicado por tres, hasta superar los 6 euros. A cambio de la foto del iris, la aplicación libera 13 monedas digitales de Worldcoin, que esta semana equivalen a 80 euros.

“Cuando eres mileurista todo te conviene”, dice en referencia a este dinero de Jorge, que intentó registrarse en La Vaguada. Otros usuarios de Worldcoin reaccionaron dando su nombre a una revista, para hablar de su decisión de tomar una foto del iris: “Soy ciudadano de un pastel, Google ya guarda todos mis datos, no creo que el ojo aporte Mucho”, dice el propio Jorge.

La explosión en España es real. Desde el domingo, los registros han provocado fotografías en muchos de los 30 centros comerciales españoles donde se fotografían lirios. Ahora la foto se hace sólo con cotización previa y las reservas de algunas partes del país son casos reservados. Los expertos, sin embargo, advierten del peligro para la privacidad de los usuarios.

La app Worldcoin ha sido este martes la más descargada en España para iPhone (por el lado de los hilos sociales, el patrimonio online de Temu y el programa Operación Triunfo), que es el teléfono más popular entre los jóvenes y ha sido el espacio de los móviles Android. Hay 3,5 millones de personas registradas en Worldcoin en todo el mundo, de las cuales más del 10% son españoles: hay más de 360.000 poseedores en España, según datos de la empresa. “España es verdaderamente un país de pioneros, ya superado con WhatsApp”, afirma Trevor Traina, responsable de Asuntos Globales de Worldcoin, en una videoconferencia desde San Francisco en EL PAÍS. Los registros están actualmente disponibles en 35 países.

La mayoría de las personas que están este martes en Madrid son jóvenes, jóvenes. También estaba una empleada de Glovo, varias mujeres, una bebé con su bebé. La mayoría fueron realizadas por un amigo o familiar, debido a las noticias sobre el crecimiento de la moneda digital. Otros porque estaban atentos al nuevo movimiento de las criptomonedas. Manuel, de 71 años, explica que ya ha operado en bitcoin y ahora tiene que registrarse en Worldcoin: “No se lo haré, ¿es peligroso lo del ojo?”, pregunta.

Cuatro denuncias sobre la AEPD

Pocas personas muestran preocupación por la intrusión en su privacidad que representa un retraso en que una empresa se limpie el iris sin una mayor conciencia de lo que sucederá a continuación. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ya ha recibido cuatro denuncias sobre Worldcoin que estamos investigando. Aún no han decidido si darán seguimiento a la investigación. «Toda la gran empresa está realizando varias investigaciones», afirma Trevor Traina, citando el ejemplo de Meta. “Nuestro sistema es probablemente el más sofisticado del mundo y por eso los reguladores necesitan tiempo para asimilarlo, así que simplemente estás haciendo tu trabajo”, añade. Si Worldcoin accede mucho antes de la decisión de la AEPD, su aplicación será más completa.

¿Por qué te has estancado ahora? En Worldcoin, en defensa de la teoría de que es de Sora, el generador de vídeos parte del texto en el que OpenAI anunció el pasado juvenil: “Todos hemos vivido colectivamente un encuentro simbólico. Fue la primera vez que una persona promedio vio algo y dijo: ‘Dios mío, se puede crear cualquier video, cualquier imagen de cualquier cosa’. ¿En quién vamos a confiar ahora?”, dice Traina, en referencia a Sora.

La aplicación Worldcoin, llamada World App, tiene otra característica de la criptomoneda: una identificación mundial. La foto del iris es «una prueba de humanidad», según la empresa. Si gracias a la inteligencia artificial los robots pueden parecer más humanos, World ID certifica la humanidad de un usuario de la red, de un jugador de videojuegos o de un comprador. Worldcoin ya está en contacto con el agregado de noticias Reddit o la plataforma comercial Shopify para implementar servicios basados ​​en World ID.

Pero en los centros comerciales nadie se preocupaba por demostrar su humanidad. El dinero es lo más importante. “Estoy regalando dinero”, dice un joven de origen latinoamericano que gana dinero en una criptocaja de la calle Francisco Silvela de Madrid. “Hay gente que al cambio les dan 1.000 euros”, dice un empleado de la cajera. Worldcoin, disponible a partir del verano de 2023, da más dinero si invita a nuevos usuarios y entra periódicamente. Algunos han acumulado tantos cientos de euros que ahora corren a cambiar para mejorar la subida. El mercado de las criptomonedas también está experimentando una subordinación global en los últimos días.

Este dinero gratis no se diferencia del que otras criptomonedas han utilizado para adquirir nuevos usuarios. “El sistema financiero de Ningún puede estar sacando dinero nuevo de forma indefinida”, afirma Félix Aros, investigador de la Universidad Técnica de Múnich (Alemania). “Supongo que regalaremos dinero gratis durante un tiempo para que la gente se anime a utilizar su sistema. Caer cadena de bloques guarda su red para llenar”, añade.

Worldcoin utiliza la confianza de Sam Altman y su discurso de que cuando las máquinas se hagan cargo, será necesaria una renta básica universal. Altman tiene un proyecto paralelo llamado OpenResearch que estudia opciones para crear un alquiler básico. “Esta no es una anualidad básica, sería un pago constante y regular para todos los participantes”, afirma Nick Almond, fundador de Factory Labs y experto en criptoeconomía. “¿Qué es Worldcoin? gota de aire, un pago único para registrarse. Dijeron suficientes cosas sobre cómo la IA estaba generando enormes ganancias, que deberían haber venido de personas que tenían una identificación mundial, pero esto no tiene ninguna relación real con la economía de OpenAI. El dinero sale de tu dinero, cuyo precio puede variar mucho”, añadió Almendra.

Qué pasa con el iris

El gran temor asociado a Worldcoin es, sin embargo, la foto del iris. Comparaciones con capítulos de la serie distópica Espejo negro hijo Constante. Edward Snowden dijo en 2021 que “no se catalogan alumnos”. El equipo de Worldcoin defiende que no ha hecho nada más serio que otras grandes empresas. El argumento es que si estamos perdiendo privacidad a manos de múltiples empresas, no podemos perder un poco más. Ahora son los ojos, en particular. Es como tener miedo de la privacidad humana en cuanto nada.

Al fotografiar el iris, Worldcoin te da la opción de crear un código único con esta información y destruir la imagen o permitirte conservar tu foto. Pero nadie está seguro de lo que ocurre en la realidad de los servidores: “Apple, Samsung, Google y muchas empresas de mi época sabían de mí desde hacía un mes”, afirma Trevor Haina, de Worldcoin. “Muchos datos biométricos son personales y quién sabe dónde está toda esa información. Cuando entramos al metro, cuando pasamos por un aeropuerto, entramos mucho. Me parece irónico que un grupo de científicos alemanes pasaran años (trabajando en World ID) y desperdiciaran cientos de millones de dólares protegiéndolos y comparándolos con el metro”, añade Haina. En la conversación con EL PAÍS, Haina menciona repetidamente a los “científicos alemanes” que desarrollaron el protocolo World ID, como si se tratara de una prueba de rigor, pero la empresa no compartió más detalles concretos.

Worldcoin también dice que no vincula información personal privada con el código de iris. Incluso si el usuario prefiere que World ID conserve la foto del iris original (y no el código generado). Aquí, sin embargo, es donde comienza a crecer la complejidad en cuanto a qué tipo de datos podrían ganar. El experto en privacidad Matthew Greene ha llevado a cabo un análisis detallado de los detalles de Worldcoin. He aquí menos obvias curiosas de quienes lo predijeron, pero sigue sin dar buenas noticias: la empresa “podría vincular el código del iris a otro tipo de información personal privada que hayan recibido opcionalmente, como números de teléfono o datos electrónicos”. correo”, dice Greene.

Los usos previstos para la recolección de iris pueden ser comerciales, por ejemplo: «Los datos que reconoce Worldcoin se utilizan para entrenar algoritmos biométricos muy buenos, y no sabemos qué podemos usar», dice Almond. El uso de estos algoritmos en los próximos años es ahora insospechado para este especialista en criptoeconomía: “Si somos cínicos, podríamos ver todo esto como un truco para utilizar criptoincentivos para entrenar sus algoritmos, que venderán mejor. Me preocupa vender los algoritmos o el hardware (la bola Orb) a actores privados o estatales que los utilizan sin las características de privacidad. Si esto se aprueba, lo que lograremos es popularizar herramientas de supervisión supereficientes”.

Estos son algunos de los peregrinos más esperanzados. Incluso los inexpertos que Worldcoin no esperaba ahora: desde la pérdida del robot hasta la falsificación, pasando por decisiones comerciales ahora inimaginables. Los expertos repiten que la mejor forma de controlar la privacidad es no recopilar ya los datos y mucho menos si son biométricos.

Hay muchos más problemas añadidos a todo este proceso. Si World ID quiere demostrar humanidad, ¿todos los humanos tendrán que acercarse a las bolas Orb para tomar una foto? No es práctico hacer esto a gran escala. «El principal problema es que la puerta de entrada del sistema es este Orbe, el que sólo tiene un puñado», dice Hoops.

Antes de las comparaciones con la serie de televisión Espejo negro, La empresa ve sobre todo oportunidades: “En el futuro lo esperamos con ansias y diremos que este era el momento. Fue el momento en que todos abrieron los ojos. Es fácil imaginar que tendrás que verificar que algún vídeo o foto sea auténtico porque, en el futuro, ¿quién sabrá si fue real? Es una historia, si lo piensas ahora”, añadió Traina.

Puedes seguir en EL PAÍS Tecnología es FacebookX o escribe aquí para recibirnos boletín periódico.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *