CEOE no firmará la subida del salario mínimo y teme una subida superior al 5% | Economía

Las patronales CEOE y Cepyme han decidido no resumir la revalorización propuesta por el Gobierno para sufrir el salario mínimo interprofesional (SMI) de un 4% en este año. Esta decisión se ha tomado, según fuentes empresariales, tras la reunión mantenida este lunes con el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ya que el número dos del Ministerio de Trabajo confirmó a los empresarios que el Gobierno no cederá ante la dos peticiones patronales para respaldar la subida del SMI. Ante esta negativa del Gobierno, surgió el malestar generado en las filas empresariales por las declaraciones de Pérez Rey antes de su reunión, en quienes advirtió a los empresarios que si no se sometían al titular del puesto, el aumento salarial mínimo sería mayor. del 4%, algo que se ha interpretado como una “amenaza y un chantaje”, según las palabras repetidas estos martes en varias ocasiones por el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi.

Ante este aviso del secretario de Estado, en las organizaciones empresariales se esperaba que el aumento final del salario mínimo fuera incluso superior al 5%, que era su mínimo indicado por los sindicatos para resumir el pacto. De hecho, UGT elevó su recuperación mínima hasta «entre el 5% y el 7%», el 3,5% de participación que alcanzó la proponente CEOE, entonces reconocida Garamendi. De esta forma, la subida que finalmente se acerca podría aumentar el aumento acumulado del salario mínimo en los últimos cinco años hasta alrededor de un 55%, lo que triplica con creces el avance del IPC general.

Precisamente, esa es la posibilidad de que la subida que finalmente decidirá el Ejecutivo junto a los sindicatos por encima del 5% haya planteado a Garamendi preguntarse, durante una reunión celebrada en el Club Siglo XXI de Madrid este martes, cuál es el criterio del Gobierno para sufrir la salario mínimo. “El pragmatismo que pedía Pérez Rey o incluso el populismo de hablar: ¿haces lo que digo o te aplico un correctivo? Esto no es un diálogo social”, pidió el presidente de la CEOE. En este punto, también se quejó de una incertidumbre añadida por la marcha de Nadia Calviño como ministra de Economía, ya que, tras haberlo sugerido, frenó una rebaja superior al 4%.

Ni indexación ni recuperación

En concreto, el impacto negativo del mecenazgo viene provocado fundamentalmente por el hecho de que el Ministerio de Agricultura no va a indexar los contratos públicos a la nueva subida del SMI, pese a que el trabajo ha sido a favor de ello promedio, como aseguró este martes Garamendi—, y porque tuvo poco beneficio en las negociaciones agrarias antes del próximo aumento del salario mínimo.

Llegados a este punto, el líder patronal añadió una tercera condición: que no estuviera claro en las comunidades autónomas cuándo tocaba aplicar estas subidas. En este sentido, insistió en que «no creo que se deba negociar sólo la cifra de lo que sufre, sino que deberíamos hablar del concepto de salario mínimo en general». «Todo esto es lo que impidió a CEOE y Cepyme sumen al cuerdo, y no tuve dificultad en consultar a ninguno de los órganos directivos de los patronatos. Estas condiciones ya están aprobadas en la última Junta Directiva», insistieron fuentes de las organizaciones empresariales.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones es FacebookXo en el nuestro boletín periódico

La agenda de los Cinco Días

Las cotizaciones económicas más importantes del día, con las claves y contexto para entender tus alcanza.

RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *