Capítulo Cero: Julie Baddeley, la zoóloga que se convirtió en la conciencia verde de las empresas | Negociaciones

Capítulo Cero: Julie Baddeley, la zoóloga que se convirtió en la conciencia verde de las empresas |  Negociaciones
Capítulo Cero: Julie Baddeley, la zoóloga que se convirtió en la conciencia verde de las empresas |  Negociaciones

La organización Chapter Zero tiene la vocación de ágora y sus miembros la tarea de llevar a las juntas directivas de grandes empresas efectivas en el abordaje del cambio climático. Así lo explica la presidenta, la británica Julie Baddeley, con el motivo de la reciente llegada a España de esta iniciativa a través de la Universidad de Navarra. “Necesitamos actuar rápidamente y, para que las empresas actúen, necesitamos directivas que resuelvan el debate sobre la sostenibilidad en las salas de juntas”, explica.

El foco de esta institución creada en 2019 —y vinculada a la Universidad de Cambridge y al Foro Económico Mundial— está formado por directores y directores no ejecutivos que quieren participar en temas de sostenibilidad y reducción de emisiones, de la manera que tras este conocimiento a sus respectivas empresas. Su presidente está llevando a cabo este trabajo de la forma más pragmática posible: «No podemos enviar a todos estos directores cursos universitarios de dos años, pero podemos crear eventos, debates e informarnos que nos ayuden a superar esta curva de aprendizaje», afirma.

En España es la Universidad de Navarra la que va a capitanear este neto clima y transmitir las propuestas del Capítulo Cero a través de reuniones, jornadas de difusión o un plan de formación focalizado para ayudar a implementar los principios de la gobernanza climática. Entre los miembros de los consejos de administración que participan en la propuesta se encuentran directivos de empresas como PwC, Atrevia, Ingenostrum, UniCredit o Arquia Banca.

Baddeley, que ha vivido 50 años en el mundo de la gestión y ha ejercido como consejo durante dos décadas, explica que las cuestiones medioambientales, ponderadas para estar en la agenda de los gobiernos, no sólo aparecían en la agenda de los consejos de aquella época difícil ver traducido en palabras concretas. Pero para este zoólogo de formación y director de vocación, las cosas han cambiado. En su opinión, el punto de inflexión se produjo en la COP26, la temporada internacional sobre el cambio climático que se celebra en 2021 en Glasgow. “Resultó ser un problema empresarial. Fue entonces cuando muchas empresas establecieron objetivos concretos de cero emisiones.» Como tema paralelo pasó a ocupar un espacio clave, también son bienvenidos proyectos como el Working Group on Climate Financial Disclosure (TCFD, por sus símbolos en inglés), que asesora sobre cómo afrontar el impacto financiero del cambio climático. «Ahora creo que hay muchos puntos en los que este tema no está en la agenda», concluye.

Ayudar al planeta y mantener el crecimiento y los beneficios es el gran enigma que hay que abordar para armar a los ayuntamientos y que no siempre tiene solución. “Algunas de las inversiones requieren impactar los saldos de corto plazo -algo que pasa con cualquier inversión- pero las empresas que realmente estén analizando cómo pueden aprovechar esta oportunidad y gestionar la transición, creo que tendrán mucho éxito. » Porque llegará un momento en el que las «revisiones superficiales» no serán suficientes: «No se trata de cambiar algunas cosas (…) hasta revisar cada aspecto del modelo de negocio: diseño, productos, procesos productivos, inversiones, etc.»

Para Baddeley esta será la única manera de implementar la relación con el Acuerdo de París, firmado en el otoño climático de 2016 y donde se han fijado medidas para reducir las emisiones de gases nocivos hasta alcanzar el cero en 2050. Pero también si la conversación ha cambiado, nadie se muestra optimista sobre los resultados: “Estamos muy contentos. Si asumimos que debemos haber reducido las emisiones en 2030 para llegar a 2050, pero en este momento estamos sufriendo”.

En las discusiones y debates que dan lugar al Capítulo Cero se trata también de identificar las dificultades que encuentran las directivas para aterrorizar de manera concreta las grandes evidencias climáticas. Y aquí, explico, hay que centrarse en la política porque cuando llega el momento de seguir el camino que lleva a las cero emisiones, no sólo las grandes empresas navegan en un mar incierto. «Pocos países tienen un camino completo hacia las cero emisiones», explica. Algo que, dependiendo de tu experiencia, dificulta que las empresas puedan diseñar aviones de plazas cortas y medias. “Por ejemplo, hay empresas que han trasladado sus vehículos eléctricos al departamento de comercio y luego han visto cambiar las políticas para crear infraestructura de carga en medio de la transición. Esto es realmente difícil de manejar”, ​​afirma.

El pecado del «lavado verde»

Para el presidente de Capítulo Cero es importante distinguir entre las empresas que practican lavado verde —que abusa del marketing ecológico o se presenta como sostenible cuando en realidad su negocio no beneficia en absoluto al medio ambiente—, los que simplemente se fijan metas ambiciosas que luego el jefe no alcanzará. “Realizamos muchas sesiones con directores sobre cómo evitar prácticas lavado verde, pero es importante que las empresas alcancen objetivos ambiciosos, incluso si no los cumplen al 100%”, añade. «Ahora es cuando hay que ser honesto, decidir que no lo tienen y establecer una nueva serie de objetivos».

Baddeley, en el lenguaje de las salas de juntas, responde a las deficiencias reveladas por los proyectos: “Hay cosas en las que será muy difícil emprender, como eliminar a gran escala los combustibles de la aviación, pero también hay algunos proyectos de investigación increíbles que sustituirlos.» Eso sí, recuerda que faltan sólo 2.000 días para 2030 y hay mucho por hacer: “Incluso en Europa, que es un líder verde en términos de política verde y difusión, somos muy añorados”. Para terminar el balance de su propia iniciativa: “Somos un equipo pequeño pero muy enérgico y hemos obtenido información de cómo nuestros seguidores han ayudado a algunas empresas”, concluye. Desde el pasado, los consejos y directivos de España suman más de 100.000 miembros de 70 naciones que forman el Capítulo Cero.

Sigue toda la información de Economía Negociaciones es FacebookXo en el nuestro boletín periódico


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *